Carmen y Patricia

Soñadoras incansables que no conocen fracasos sino lecciones para no olvidar, se han unido para dar vida a un proyecto en común:

Acercarnos de un modo sencillo, práctico y alegre al camino de la felicidad.

Consideran un punto de inflexión ser conscientes de que creamos nuestra propia realidad y que somos responsables de lo que creamos, y desde ese punto de partida os invitan a iniciar una serie de experiencias emocionales adaptadas de manera individual según las necesidades originadas en un momento determinado y un entorno concreto. Nos enseñan, a través de la extinción de las creencias limitantes que nos acechan día a día, por medio del entrenamiento mental y diferentes estrategias, cómo podemos localizar y eliminar muchos de nuestros pesares diarios.

Llegamos al mundo sin saber gestionar nuestra vida emocional. Y si bien el éxito no es la base de la felicidad, ésta sí es la base de cualquier éxito.

Cultura emocional quiere crear una cultura basada en la sostenibilidad de las emociones. Su objetivo es convertir la salud emocional en un acto consciente y constante. Las creencias que nos manejan inconscientemente cada día, moldean nuestra percepción del mundo e influyen en nuestra forma de relacionarnos con los demás y con nosotros mismos. Deseamos alejar la culpa en todas sus representaciones para así abrir paso a responsabilizarnos de nuestro proceso de cambio y crecimiento.

El reto consiste en cuestionar nuestras creencias, por más que atenten contra el núcleo de nuestra identidad. De ahí que este aprendizaje surja como una iniciativa personal, un compromiso a largo plazo en el que la conquista del verdadero amor se convierte en el camino y la meta.